miércoles, 17 de junio de 2009

Mis odios, OH DIOS.

¿Cómo empezar? Hay mil cosas que me molestan al punto de alterarme (aclararación: me altero bastante rápido).

◘Odio la injusticia. Injusticia hay a montones e injustos/as ni te cuento.

◘Odio que corrijan por apellido. Me da por las pelotas. Antes se empeñaban en ocultarlo, ahora ni eso. Suficiente.

◘Odio la falsa humildad: ¿Por qué vas a decir que no es así cuando PERFECTAMENTE gozas de tu buena condición? Si vas a ser humilde, que te salga del corazón. Bah, digo.

◘Odio el alto egocentrísmo en la gente, que se crea que tenga el poder de hacer y deshacer. Así no se cambia el mundo, difinitivamente.

◘Odio la mentira, la odio, la odio y ¿quién no?

◘Odio a las charlas huecas y carentes de interés que mantenemos sobretodo nosotras, las mujeres. Y se preguntarán por qué siendo mujer me molesta: y es que ODIO LA SUPERFICIALIDAD. No todo el mundo es una cara chupada, un pelo divino, y unos atributos operados.

◘Odio que la gente que cobra 13 millones de EUROS al año no done ni una pizca haga con esa plata algo para el bien de todos. Y para aquellos va mi pregunta ¿Llegan con un millón de Euros, aproximadamente, a fin de mes? Un trabajo costoso. Si, costoso pensar en qué carajo gastar tanta plata.

◘Odio las discusiones del viaje de egresados que me producen unas ganas de repartir golpes.

◘Odio el machismo y el feminismo, por creer que el otro sexo es tan poca cosa.

◘Odio ir al médico, tomar pastillas y vomitar.

◘Odio el puterío de algunas, sobretodo en Seven el domingo.

◘Odio la soberbia.

◘Odio los programas de chimentos baratos.

◘Odio a las que aparecen en los chimentos baratos.

◘Odio que Zanetti siga en la Selección Argentina. Flaco, ¿Te pensas retiraaaaaaar? ¿Algún día DT lo van a sacar de la lista?

◘Odio que me despierten mal. Ya sea cantando, abriendo la puerta de golpe, haciendo ruidos...Me levanto del peor humor. El que había intentado calmar cuando me acosté. Llegué del colegio completamente indignada.

◘Odio a los hipócritas. Y HAY TANTOS.

◘Odio la corrección que se hace al otro y que no se hace con uno mismo. Me revienta, me dan ganas de patearte la cara.




Necesito un relax. Por si no se notó, el posteo va con una sutil bronca que brota...

1 comentario:

  1. No odias nada eh, jaja. Igual quién no... El mundo está lleno de esto y estas cosas van a pasar siempre en la vida. No queda otra que hacer que se haga justicia o intentar calmarse y pensar lo mejor para uno mismo. Porque tampoco sirve la bronca que no se calma.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.