lunes, 29 de junio de 2009

No hay qué escribir. Lamentablemente no voy a hablar de las elecciones. Es un tema demasiado quemado, hablado, sobreentendido, estúpido, desinteresante, podrido, CORRUPTO. Odio la injusticia no hace falta que lo vuelva a contar.
No voy a hablar de Michael. Triste. Y más triste es que cuando no está más entre nosotros con sus pasos y su música lo arruinen tanto. Las hipótesis, las biografías-documentales de su vida que son, verdaderamente, cualquier cosa. ¿Son todos amarillistas con el rey del pop y le chupan las medias al gobierno porque les conviene?

Bueno, a ver..¿De la gripe porcina? JA JA JA. Lo único que estoy rogando es que no haya emergencia sanitaria, por que se termina TODO. Si, todo. Ni cine, ni club, ni fútbol, ni boliches, ni bares, ni restaurantes. Si se tendría que haber hecho era en otro momento y ahora ya es tarde. ¿PERO QUÉ ESTOY HACIENDO? Me desvié de lo que no iba a hablar. Es que no voy a hablar de nada, pero hablo de todo.Estoy preparando algo para el próximo post.

Hoy solo puedo decir que quiero una bolsa de box para aguantarme las ganas de romper un par de caras. Igual tranquila...
Les dejo un pedazo de una canción de un GENIO, Sabina. No tiene nada que ver con nada. Pero la dejo, porque cada pedazo que dejo a mi me dice algo, me representa algo. Asi que, con ganas:

Sabes mejor que yo que hasta los huesos
sólo calan los besos
que no has dado...
[...]
Y me envenenan los besos que voy dando
y, sin embargo, cuando
duermo sin ti contigo sueño...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.