lunes, 7 de septiembre de 2009

¿Dónde están los ladrones?

Recordando viejas épocas de oro aquellas en las que yo cantaba Shakira sin parar, el CD está gastado por su uso, sabiendo sus letras algo apretujadas.
En el colegio hablábamos que no era la de antes. Sus letras ya no son igual. Mientras años atrás coreaba mis días sin ti son tan oscuros, tan lerdos, tan grises hoy aulla pasarla muy bien y portarme muy mal en los brazos de algún caballero. No evolucionamos ni un poco. Vamos retrocediendo muy rápido. Con mis apenas 8 años cantaba letras hasta ese momento con resultante
nula en mi que ahora comprendo mucho mejor y tan sólo es pasado, viejo viejo viejo. Música descartable. Con lo que amo la música, y la buena. Contemporáneamente hasta yo puedo sacar un CD.

Llegué a casa con ganas de hacer memoria de la auténtica Shakira y sus baladas. Y ahora no puedo dejar de cantar ni sentir agolparse las estrofas de cada canción. Va a terminar el CD y lo voy a volver a poner como era mi costumbre. Y que siga rodando, gastándose un poco más. Y a poner replay una vez más. Porque es uno de mis días melancólicos. De los pocos que tengo hoy es uno.



Cazando motivos que me hagan creer que aún me encuentro con vida. Mordiendo mis uñas, ahogándome en llantos...
Extrañándote tanto.

La verdad es que también lloro una vez al mes sobre todo cuando hay frío.

Hoy está frío. Para ver una peli y quedarse dormida en el sillón. Sin la preocupación de tener que estudiar. Escuchando la armónica me dan ganas de llorar. Floja.

Me sigue rodeando la sombra de tí.


1 comentario:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.