lunes, 27 de abril de 2009

Si supieras

Solo tuve, que enfrentar tu ausencia
por las noches, llorando en soledad
tratando de esconder esta amargura
para poder seguir
.


Mi vida, solo fue una gran pregunta
que aún hoy, no puedo contestar
si la muerte ha sido justa
con vos querido viejo solo Dios, sabrá responder.


Te extraño tanto que no puedo respirar, Pá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.