martes, 5 de octubre de 2010


Me gustan los martes porque son un poco mejores que los lunes. Me gustan porque llego temprano a casa y casa está sola. Me gusta porque, por eso, tengo tiempo para pensar, cantar mal, lo que quiera. Tengo un tiempo para mi. No me gustan los martes después de las 15: mi mamá y mi hermana me dicen 'goodbye freedom'.

Con esto quiero decir que, por lo general, los martes no me molestan pero este fue aturdidor.

2 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.